Previenen el Cáncer

Los champiñones contienen selenio y vitamina D por lo que son una fuente de antioxidantes y , por lo tanto, ayudan a la reparación del ADN y evitan que éste sufra mutaciones, reduciendo además las posibilidades de células malignas que acaben derivando en cáncer y/o tumores que afecten tu salud.

Su efecto remineralizante es muy útil en caso de personas enfermas o aquellas que no pueden comer carne (contienen proteínas fácilmente asimilables).  Su contenido en Selenio le confiere un efecto antioxidante.

Los champiñones son una fuente natural de fibra, tan importante para nuestro proceso digestivo y para los intestinos. De hecho, los champiñones poseen un 10% de fibra, lo cual favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo. Basta con comer de 4 a 5 champiñones diarios, cocidos o crudos, para incrementar las cantidades de fibra que ingresan en nuestro cuerpo.

Potasio

Aunque los plátanos y las naranjas son una fuente importante de potasio, debemos conocer que también los champiñones lo son, pues tienen la misma cantidad de este mineral que dichas frutas. El potasio ayuda a regular la presión arterial y previene infartos.

Selenio

Al igual que muchas vitaminas, el selenio protege al cuerpo de los radicales libres. En combinación con la vitamina E se convierte en un poderoso agente antioxidante defensor de las células del organismo. Comer champiñones es una manera muy agradable y natural de cuidar de la salud sin necesidad de ingerir cantidades de multivitaminas, a veces tan caras.

Cobre

Cierto que el cobre no es el más famoso entre los nutrientes y, sin embargo, tiene un papel muy importante a la hora de regular el sistema cardiovascular. Si consumes diariamente champiñones estarás ingresando 40% de los requerimientos de este mineral para el organismo.

Niacina

Los champiñones contienen ¼ de la cantidad necesaria de niacina por día. ¿Que qué hace la niacina? Pues simplemente sobre ella pesan muchas de las funciones enzimáticas del cuerpo, como la producción de estrógeno y testosterona, por tan solo mencionar dos ejemplos. Por otra parte, favorece los distintos procesos del sistema nervioso.

Propiedades anticancerígenas

Para no distinguirse del resto de los productos naturales, los champiñones poseen propiedades anticancerígenas. Al parecer comer grandes cantidades diarias de champiñones previene la formación de cáncer de próstata y de mamas e inhibe el crecimiento de tumores.

Sin duda los champiñones son alimentos estupendos, sabrosos y saludables, lleno de beneficios para la salud. ¿Quién no los comería?  Súmalos a tu dieta regular para ayudar a mantenerte saludable durante mucho tiempo.

Valor Nutricional

Ideal para dietas bajas en calorías.
Alto contenido de Vitaminas y Minerales.
Proteínas fácilmente asimilables.
No posee colesterol.
Aporta todos los aminoácidos esenciales.
Gran aporte de fibra alimentaria.
Gran poder de saciedad.
Posee Selenio con alto poder antioxidante.
Contienen también pequeñas cantidades de vitamina A,  vitamina C,  (se pierde rápidamente si no son muy frescos), vitaminas B1 y D

El contenido calórico del champiñón es bajo, siendo muy adecuado en dietas depurativas o para perder peso. Su aporte de fibra no soluble favorece un efecto saciante.
Aporta un contenido en grasas bajísimo siendo éstas, eso si, muy saludables (ácido linoléico) No contienen colesterol.
Los champiñones tienen un bajo contenido de azúcares, son también bajos en sodio y poseen escasas cantidades de carbohidratos (4.4%) y grasas (0.3%). Por ser ricos en agua (90 %)
Los champiñones aportan vitamina C, D, provitamina A, niacina, ácido fólico, ácido pantoténico y vitaminas del complejo B (B2, B3)En cuanto a minerales, cabe destacar el aporte de selenio, calcio, magnesio, fósforo, calcio, yodo, potasio y zinc.

Manejo y Conservación

¿Cómo guardar los champiñones frescos?
Deben conservarse siempre en refrigeración. No los guarde en bolsas plásticas, de preferencia utilice su propio empaque, papel o fundas de papel.
¿Cómo limpiar los champiñones frescos?
Remueva cualquier partícula ajena con papel servilleta húmedo. También se pueden enjuagar rápidamente y luego secarlos con una toalla de papel; pero solo antes de prepararlos. No se deben sumergir en agua por mucho tiempo, pues son como esponjas y la absorben lo cual cambia su sabor.
¿Qué parte del champiñón es comestible y cual no?
El Champiñón no tiene desperdicios, es comestible tanto su botón como su tallo y no es necesario pelarlos.
¿Cómo se identifica un champiñón malo?
Cuando el champiñón está malo, toma una textura húmeda, tiene mal olor o coloración café intensa. Aunque el champiñón se puede oxidar rápidamente, esto no indica que no se pueda consumir ya que sigue conservando todas sus propiedades.  Verifique partiéndolo.
¿Cómo se conservan los champiñones Portobello?
Por su alta tasa de respiración, este tipo de champiñones necesita muy buen aire circulante en su lugar de almacenamiento. Debido a su largo ciclo de crecimiento, los champiñones Portobello ofrecen un rico sabor y una textura similar a la carne. Su forma de uso más recomendada es marinarlos y después llevarlos al barbecue; se convierte en un sustituto de la carne. Sin embargo, puede ser usado como acompañamiento, entrada o plato fuerte.